HAZ CLIC EN EL BANNER PARA VOLVER A LA PÁGINA PRINCIPAL


CALENDARIO DOMÉNICO DELL´OLIO


El año 2009 comienza con buenas nuevas. El actor y modelo venezolano Doménico Dell´Olio ha sido escogido para ser vocero oficial de la Fundación Artistas por la Vida y por ello ha decidido comenzar su labor en apoyo a los que padecen el VIH de una manera distinta, dejando en sus manos y de los que lo han apoyado durante su carrera artística un trabajo perdurable: El calendario 2009 de Domenico Dell´Olio, el cual muestra en cada una de sus páginas el excelente trabajo en equipo de reconocidos fotógrafos nacionales, entre los que se menciona a Guillermo Felizola, y la calidad de diversas manos creativas que hicieron que el producto final sea un concepto cargado de mucha moda, estética y vanguardia mas la suma de originales mensajes para la lucha y prevención del Sida.

            Este calendario de colección está basado en un abanico de imágenes y atmósferas compuestas por pinceladas teatrales y de moda, donde se busca reflejar ese mundo íntimo del hombre a través del juego del “rol”, alimento de las fantasías que habitan en el imaginario femenino.

            Cada imagen por sí misma habla de un momento, de una historia, narrada por una composición equilibrada de elementos de vestuario, iluminación y escenografía, sirviendo todo ello para mostrar un calendario al desnudo donde el cuerpo y profundos pensamientos que invitan a la reflexión son los grandes protagonistas.

            Partiendo de estas premisas, se logró un trabajo cuyo norte apunta hacia un look muy internacional, distanciándose de lo que comúnmente se vende en el país como calendarios masculinos.

            Es bueno señalar que este trabajo está dirigido a todos los sectores y targets; igualmente puede ser apreciado por el público femenino como también por el masculino.

            El único objetivo es llevar al público un producto de un gran contenido estético y de unos altísimos niveles de calidad, para hacer llegar de una manera distinta y original mensajes de alto impacto en la lucha y prevención del VIH.

            Conceptualmente el trabajo fotográfico está dividido en dos atmosferas: una  conformada por un sinfín negro que juega con el cuerpo y la luz, y otro infinito blanco que igualmente realiza el mismo juego, donde el dominio lo tiene la masculinidad y el erotismo de Domenico Dell´Olio.

            Para que nadie se quede sin disfrutar de este arte, se imprimieron 5000 ejemplares que van a estar distribuidos a nivel nacional, a través de la venta en kioskos y paradas inteligentes en las ciudades más importantes del país. Sin embargo, también se tocará suelo internacional en países como España, Ecuador, entre otros, en una gira que servirá de herramienta perfecta para llevar el grito de guerra de la Fundación Artistas por la Vida: “¡Hablemos! Es hora de cambiarle la cara al Sida”.