¡José Ignacio Rodríguez renunció al Mister Venezuela!

Sres. Medios de comunicación

Presente

Atención.-

Reciban un cordial saludo, la presente tiene como único fin hacer de su conocimiento lo siguiente:

Considerando que:

En mi posición como el último Mister Venezuela, título que obtuve de manera legítima, transparente y por casi unanimidad del jurado presente en el concurso realizado por la organización Miss Venezuela y transmitido el 19 de junio de 2005 a través de Venevisión, por consiguiente, soy la persona indicada y a quien le corresponde asistir al Mister Mundo 2006, derecho que me ha sido revocado, sometiéndome de esa manera al escarnio público. En virtud de lo antes mencionado considero justo y necesario renunciar a los compromisos pactados con la organización, que he venido cumpliendo cabalmente; ya que lo considero una falta de respeto y seriedad el haberme excluido de la representación del mismo en el mundo, llamando a concursar a ex misters de ediciones pasadas en la búsqueda de un nuevo representante donde yo entregaría la bufanda al ganador, el cual iría en mi lugar a representar a Venezuela, siendo esta acción humillante para mi persona.

Aunado a ello, se me cercenó el derecho a las oportunidades merecidas y adquiridas una vez ganado el concurso, para la proyección e impulso de mi imagen a nivel nacional e internacional. Impidiendo de esta manera mi participación durante todos los eventos del Miss Venezuela 2005 en el cual descuidaron mi imagen y participación, negándome incluso el vestuario que debía utilizar para todas y cada una de las presentaciones relacionadas con el certamen, teniendo que resolverlo para acudir a las mismas, saliendo beneficiada la organización con mi imagen en posesión de la exclusividad de la misma, en dicho evento no tenía ni siquiera un asiento asignado, recibiendo maltrato verbal por parte del señor Gabriel Ramos, quien me dijo en ese momento textualmente y con tono burlón "mister, aquí no se le guarda puesto a nadie". Siendo excluido de los eventos Miss Venezuela edición 2006, y Mejor Cuerpo, execrando mi participación en los eventos afines en todo el territorio nacional.

Teniendo conocimiento a partir del primer trimestre del año en curso sobre la realización del Mister Mundo 2006, evento publicado en Internet en la página oficial del Mister Mundo desde entonces, inmediata y reiteradamente me dirigí a la organización para obtener información oficial, la cual fue negada hasta hace una semana. En una oportunidad que el señor Osmel Sousa visitó el Zulia, específicamente en el mes de julio del presente año, en el casting del Miss Zulia al Miss Venezuela 2006, evento en el cual se me otorgó un reconocimiento por el desempeño como talento regional y ostentor del título del Mister Venezuela por lo que me pronuncié públicamente agradeciendo el gesto y una vez culminado el evento, en conversación con el señor Osmel, éste me dijo que mi lenguaje era impropio e inadecuado y que si el señor Joaquín Riviera observara un video de eso me excluiría seguramente de los eventos, por lo que le pedí que me preparara entonces a nivel académico para alcanzar lo deseado ya que mi profesión es de médico cirujano y no de locutor, a lo que el señor Osmel respondió: "Nosotros no preparamos misters, los misters se preparan solos, búscate un curso de locución y hazlo".

Por otro lado recibí la información por parte de la organización que no se llevaría a cabo la elección de Mister Venezuela 2006, por lo que automáticamente me plantean la extensión de mi contrato hasta el mes de enero de 2007, lo cual acepté.

Posteriomente viendo por televisión el certamen Miss Venezuela 2006, al cual no fui invitado, siendo el mister titular de dicha organización, sorpresivamente me entero que tendría un sustituto a través de un Mister Venezuela Mundo que se llevaría a cabo el 23 de septiembre.

Luego el presidente del concurso Osmel Sousa, me informó que no podía ser yo el candidato por Venezuela, dado que la organización internacional les exigía, supuestamente, una nueva elección antes del 30 de este mes, y que por lo tanto como mi año oficial como titular culminó el 19 de junio, era imposible que yo viajara, e inclusive me dijo que antes de hacerlo yo, debía entonces ser el titular del 2004, el señor Francisco León.

Sousa alegó que de no cumplir con lo exigido por la organización Mister Mundo entonces ellos perderían la franquicia, motivo por el cual en lugar de tomar a su último titular, mi persona, un joven preparado, profesional universitario médico, bilingüe y que además acude a la formación actoral que el canal le imparte, teniendo también excelente condición física, deciden hacer un concurso llamando a misters de ediciones anteriores, lo que considero una retaliación personal, con la negativa de postularme a mi como representante de Venezuela en el Mister Mundo 2006, cuya respuesta no fue satisfactoria y carente de razonamiento lógico. En tal evento me piden a mi entregar la bufanda, hecho que considero una falta de respeto y un acto de humillación hacia mi persona, por razones expuestas anteriormente.

Agradezco la atención y el apoyo incondicional prestada por ustedes, al pueblo de Venezuela y especialmente a mi terruño, el pueblo de Maracaibo y a los miembros del jurado que hicieron posible mi triunfo en dicho evento, por medio del cual y con mucho orgullo llevé la bufanda asignada, período durante el que abandone el ejercicio como profesional de la medicina para prepararme y cumplir con todos los compromisos que la organización me exige y, sobre todo; sabiendo la existencia de un concurso internacional. Considerándome ante todo un caballero y digno representante de este evento.

Por todo lo expuesto anteriormente y considerando que lo mismo atenta contra mis principios, valores personales y familiares que me han inculcado, así como mi bienestar emocional y psicológico, hago del conocimiento público mi renuncia oficial al título de Mister Venezuela, por lo que recurro ante ustedes para que analicen y difundan esta información que evidencia que he sido víctima de la organización Miss Venezuela y de esta manera cada una de las personas se enteren de cómo se maneja, aparentemente, la organización más objetiva y sólida a nivel de belleza en el país y con tanto reconocimiento a nivel mundial.

De la misma manera solicito a ustedes estar atentos a la repercusión que pueda ocasionar mi renuncia haciendo énfasis al derecho de libertad de expresión, declarando lo vivencial de esta circunstancia.

Queda de ustedes, atentamente:

JOSÉ IGNACIO RODRÍGUEZ VALBUENA
C.I. 13.442.525